OBJETOS INSÓLITOS XVII: Mecanismo anti-somnolencia.

Esta maravilla de la tecnología es un mecanismo anti-somnolencia que fué diseñado para los conductores. Consistía en una especie de timbre metálico, del estilo de los de las bicicletas de antaño, que se ponía en el cuello, a la altura de la garganta.

Se podía usar hasta con corbata. Práctico y elegante, ¡este hombre era una joya!

El pulsador se situaba en la parte superior, de tal manera que si, durante la conducción, el conductor cabeceaba hacia delante a causa del sueño, el mismo movimiento hacía sonar el timbre y despertaba al somnoliento.

Eso si, yo me pregunto: ¿Y si cabeceaba para atrás, qué?

2 comentarios:

victor dijo...

Joder...que bueno. Eso es cierto.
Un saludo

PaleMoonlight dijo...

Pues sí, y al además es bien barato. ;)
Saludos.

Publicar un comentario